“Es un avión definitivamente”, declara el doctor Robin Campion sobre el avistamiento del supuesto ovni que se ve en las grabaciones de las webcams, que registraron una de las explosiones del volcán Popocatépetl.

El investigador confirmó que se trataba de un objeto volador en fase de aproximación y aterrizaje al aeropuerto Benito Juárez de la Ciudad de México.

El avión confundido con un Ovni, aparece en dos imágenes, desde San Nicolás de los Ranchos y brevemente en la de Tlamacas.

De acuerdo con los datos arrojados, tanto la altura del vuelo que se alcanza a observar (la cual fue baja, entre 4 y 6 kilómetros), como la velocidad, son compatibles con la de un avión de línea.

El doctor en ciencias geológicas e investigador del Instituto de Geofísica de la UNAM indicó que las cámaras we son engañosas.

“Las cámaras web son engañosas y últimamente se han instalado más cámaras con mejor sensibilidad, pero las cosas en el mundo real, no se ven como en las cámaras web, e invito a quienes ven ovnis, que acampen para ver toda la noche y vean que muchos objetos que parecen ovnis, son realmente identificables: aviones, estrellas fugaces, meteoritos, insectos, cosas naturales”.

Esta polémica sobre el objeto volador no identificado se generó luego que usuarios en redes sociales creyeran ver un ovni tras la explosión de la noche del 27 de enero en el Popo.

El video tomado en vivo por Webcams de México, muestra el momento del evento y unos segundos después se puede ver una luz brillante pasando por encima del volcán.

“El coloso seguirá activo”

Ante la actividad de Don Goyo, el doctor Campion afirma que es probable que el coloso siga teniendo la actividad que comenzó hace 25 años, es decir, episodios de crecimiento de domo, que duran un día de actividad intensa, y luego explosiones vulcanianas, que son muy impulsivas y que gradualmente destruyen dicha estructura.

“La del Popo es una estabilidad dinámica, aunque sabemos que algunos volcanes que han cambiado de un régimen estable a uno más violento. También es cierto que las explosiones no duran para siempre, por lo que es probable que se acaben en algún momento”.





Source link