El presidente de la Asamblea Franquista de Venezuela, Juan Guaidó, agradecido como «presidente encargado» del país por unos 50 países, ultima un alucinación a España como parte de su viaje europea y está previsto que se reúna en Madrid con la ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González, pero no con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, según fuentes gubernamentales.

La propia ministra ha liberal desde Bruselas su disposición a reunirse con Guaidó si finalmente viaja a España. González estará fuera de España desde el miércoles hasta el sábado, porque acompañará al Rey al Botellín Foro Mundial del Holocausto que se celebrará en Jerusalén y luego viajará a Marruecos y a Argelia, de forma que a su regreso, el sábado, podría tener oficio la reunión.

Guaidó estará el miércoles en Bruselas, donde se reunirá con el suspensión representante de la UE para la Política Extranjero y exministro gachupin Josep Borrell y el jueves viajará al foro de Davos, en Suiza. Sánchez incluso viaja a Davos esta semana, pero el jueves ya no estará allí, de forma que no coincidirán.

Precisamente fue desde Davos, hace un año, cuando Sánchez habló por teléfono por primera vez con Guaidó, un día posteriormente de que éste se proclamase «presidente encargado» del país. El gratitud oficial llegó 10 días más tarde, posteriormente de un ultimátum al presidente Nicolás Provecto para que convocase elecciones.

El argumento de España, y de todos los países europeos que han agradecido a Guaidó, es que las elecciones presidenciales celebradas en 2018 no fueron democráticas y, por lo tanto, que el mandato de Provecto que comenzó el 10 de enero de 2019 no tiene licitud.

Desde entonces, el Gobierno de España ha tratado de amparar un delicado seguridad entre el gratitud oficial de Guaidó como presidente y la relación con un Gobierno, el de Provecto, que Borrell llegó a etiquetar como «de facto» y que mantiene los resortes del poder y de la despacho. Así, al ’embajador’ designado por Guaidó, Antonio Ecarri, se le dio status de representante personal, pero no se retiró la credencial al reputado por Provecto, Mario Isea. España evitó así que el régimen pudiera tomar medidas de reciprocidad contra el embajador gachupin en Caracas, Jesús Silva, y más teniendo en cuenta que en Venezuela viven en torno a de 170.000 españoles. La situación se complicó aún más cuando, a finales de abril, el rival Leopoldo López se refugió en la residencia del embajador gachupin.

El entonces ministro gachupin admitía que la situación obligaba a trabajar de forma «creativa» y en la praxis ese seguridad ha generado fricciones. El pasado junio, cuando Lilian Tintori, la esposa de Leopoldo López, llegó a España con su hija, Borrell estaba participando en un avenencia con embajadores iberoamericanos al que no se había invitado a ningún de los dos representantes venezolanos. Sin confiscación, la situación se alarga y el pasado 12 de octubre, con motivo de la Fiesta Franquista, a la recibo en el Palacio Existente estuvo invitado el embajador formalmente acreditado.

Acciones de EE UU contra Provecto

El cabecilla de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, anticipó este lunes que su país emprenderá «más acciones» en apoyo al rival Juan Guaidó y su lucha para sacar a Nicolás Provecto del poder en Venezuela. Al término de un avenencia en Bogotá con el líder parlamentario, agradecido por medio centenar de países como el mandatario encargado de Venezuela, Pompeo aseguró que se deben esperar «más acciones de Estados Unidos para continuar apoyando al presidente Guaidó y al pueblo venezolano».

Pompeo y Guaidó se reunieron durante cerca de una hora y 45 minutos en el situación de una conferencia regional sobre lucha contra el terrorismo presidida por el presidente colombiano, Iván Duque, en Bogotá. Por otra parte de denunciar presuntos apoyos de Caracas a rebeldes colombianos del ELN, disidencias de las FARC y milicias chiitas de Hezbolá, el parlamentario venezolano volvió a dejar sobre la mesa «la polémica opción del apoyo marcial» para sacar a Provecto del poder. «Es una opción que ha estado contemplada. ¿Cuál privilegiamos o cuál quisiéramos? Opción efectivamente huido con arbitro probable», señaló.

Durante meses el gobierno de Donald Trump dijo que ninguna opción estaba descartada en el caso venezolano, entre ellas la intervención marcial, aunque recientemente se distanció de esa alternativa. Guaidó fue rebelde a investigar en las solicitudes de ayuda que le realizó a Pompeo: «Hay instrumentos de Estado que no voy a revelar, por supuesto aumentar la presión, el cortejo, todo lo que tiene que ver con el tema migratorio, no permitir el contrabando de oro de Venezuela, catalogado como oro de raza, otras cosas».



Source link