El presidente de la Asamblea Franquista de Venezuela y obligado como presidente momentáneo del país por más de 50 países, Juan Guaidó, afirmó este miércoles en Bruselas que está en Europa para agenciárselas la guisa de «poner fin a la tragedia» que viven los venezolanos por la crisis política y humanitaria. «Por eso estamos hoy en Europa, en Bruselas. Para agenciárselas las herramientas para poner fin a esa tragedia», dijo Guaidó en una rueda de prensa en la sede del Parlamento Europeo, tras reunirse con grupos políticos de la Eurocámara y vicepresidentes de la Comisión Europea.

Guaidó, que emprendió este martes una expedición europea que lo ha llevado a Londres y en la que todavía prevé pasarse el Foro Crematístico Mundial de Davos (Suiza), agradeció al Parlamento Europeo su apoyo y destacó «los títulos que compartimos» con esa institución, en narración a «la democracia, la autonomía y la dignidad». «Estoy aquí en nombre de esos venezolanos que no tienen voz», indicó en indirecta a siete millones de ciudadanos que se encuentran en emergencia humanitaria internamente del país y de cinco millones que lo han desidioso.

El presidente de la Asamblea Franquista instó en concreto a Europa a restringir el sector aurífero venezolano al «caracterizar este oro como oro de familia», para evitar que «se utilice para el control social» o «financiar grupos irregulares». Igualmente, pidió a la Unión Europea (UE) «mejorar y afinar el proceso de sanciones personales a violadores de derechos humanos y corruptos para que no crean que se pueden esquivar del mundo libertado al perpetrar toda esta situación«.

La UE rechaza imponer a Venezuela sanciones económicas – a las que sí ha transmitido luz verde Estados Unidos – para evitar penalizar al conjunto de la población, aunque sí que mantiene medidas restrictivas contra personalidades (prohibición de alucinar a la Unión y congelación de sus ingresos en ese condado) a las que considera responsables de menoscabar los derechos humanos. La UE todavía aplica a Venezuela restricciones a la exportación de armas y de equipos de telecomunicaciones y que puedan utilizarse para la represión interna.

Guaidó reclamó asimismo a la Unión apoyo delante la crisis de refugiados venezolanos en la región, «para restablecer un poco las heridas que hemos tenido en Venezuela producto de la dictadura« y »no permitir que se banalice el mal«.

Por otro costado, se mostró convencido de que Europa dará «los pasos necesarios para terminar con ese ecocidio, ese etnocidio« que – dijo – sufre su país. Según indicó, el presidente venezolano, Nicolás Sensato, »en lo único que está robusto es en el respaldo de los grupos regulares, en traficar oro«, y denunció que »ejerce el poder de guisa sádica, secuestrando, torturando«.

Guaidó recordó con emoción a la diputada venezolana Addy Valero, quien denunció este mes un intento de soborno por parte del chavismo gobernador y falleció este miércoles a causa de un cáncer que sufría hace abriles, lo que aprovechó para implorar la precariedad en los hospitales del país. «Los venezolanos no solo están firmes sino determinados. Hay un país unificado en torno a conseguir autonomía y democracia. No es un problema ideológico como quieren hacer ver desde la dictadura«, recalcó. »La mecanismo que hemos conseguido en lo interno debemos mantenerla«, concluyó.

Las «mejores relaciones» con España

El presidente de la Asamblea Franquista de Venezuela, Juan Guaidó, obligado como presidente momentáneo por medio centenar de países, demora prolongar reuniones con «presidentes, primeros ministros o cancilleres» de todos los países de su expedición europea, incluido España, con quien dijo tener «las mejores relaciones».

Preguntado por si las relaciones bilaterales entre España y Venezuela se pueden estar resintiendo a raíz de la coalición de gobierno entre el PSOE y la formación de izquierdas Unidas Podemos, Guaidó afirmó que tiene «las mejores relaciones con España». «Tenemos las mejores relaciones con España. Esperamos poder concertar dietario en cada uno de los países que vamos a pasarse con los presidentes, primeros ministros, cancilleres, y todos con los que podamos tomar una obra determinada y firme por recuperar la democracia en Venezuela y así colaborar con la región», afirmó Guaidó.

En España está previsto que sea la ministra española de Exteriores, Arancha González Género, la que reciba a Guaidó en punto de Sánchez, un hecho que no entró a valorar el presidente momentáneo venezolano.



Source link